• TOP
  • HACIENDO LAS MASCARILLAS MÁS CÓMODAS

HACIENDO LAS MASCARILLAS MÁS CÓMODAS

Oct 23, 2020 LIFEWEAR
Si hasta hace unos meses la mayoría de nosotros rara vez, o casi nunca, habíamos usado una mascarilla quirúrgica, ahora se ha convertido en una parte de nuestr día a día, para proteger nuestra salud y la de los demás. Sin embargo, llevarla no es muy cómodo: las gafas se empañan, no es del tamaño adecuado, hace demasiado calor, etc.

Para que llevar la mascarilla sea una experiencia agradable, hemos hecho una lista de los problemas más comunes, sugiriendo algunas de las mejores soluciones.


ASEGÚRATE DE QUE SE ADAPTA BIEN A TU CARA


Las mascarillas están disponibles en todas las formas y tamaños y, a menudo, podemos comprar modelos que sean más pequeños o más grandes de lo que necesitamos. Cuando te pongas la mascarilla, colócala sobra la nariz y la boca y asegúrate de que la tela se ajusta debajo de la barbilla. Fíjate en cómo te queda, si se ajusta perfectamente a los lados de la cara, si puedes respirar con comodidad… si es así, genial. De lo contrario, valdría la pena buscar una mascarilla con un tamaño diferente con la que te sintieras más cómodo.

BUENOS HÁBITOS A SEGUIR


Para asegurarte de que la mascarilla está haciendo el mejor trabajo posible, recuerda lavarte las manos antes de ponértela. Se suele recomendar lavarse las manos durante al menos veinte segundos.
También se recomienda ponerte o quitarte la mascarilla tocando solo las presillas o las ataduras para evitar así tocar el tejido. Una vez que hayas vuelto a casa o hayas terminado de usar la mascarilla, métela en la lavadora.


¿DEMASIADO CALOR?


La elección del material de tus mascarillas puede ser importante por varias razones. Por tu comodidad y seguridad, es buena idea elegir un tejido que permita la transpiración para mantener tu confort mientras conserva las propiedades que permiten el filtrado de partículas. Muchas mascarillas están fabricadas con algodón de calidad, pero ¿por qué no probar varios tipos de mascarillas para ver qué tejido funciona mejor para ti?

EVITA QUE SE EMPAÑEN LAS GAFAS


Si usas la mascarilla al mismo tiempo que tus gafas, o incluso que las gafas de sol, es posible que hayas notado que las gafas se empañan rápidamente. Esto suele pasar porque hay espacios entre la mascarilla y la cara que permiten que se escape el aliento y caliente el exterior de las gafas. La solución más sencilla es buscar una mascarilla que se ajuste un poco más al rostro, eliminando estos huecos y al mismo tiempo brindando mayor comodidad.

También puede intentar humedecer ligeramente un pañuelo limpio, doblarlo y colocarlo debajo de la mitad superior de la mascarilla. El tejido puede absorber parte de esta humedad que se escapa y reducir el empañamiento.

También puedes probar un truco que recomiendan los trabajadores de la salud que usan gafas con sus mascarillas protectoras. Intenta conseguir cinta quirúrgica microporosa, que es apta para la piel, y fija el borde superior de la mascarilla al puente de tu nariz.



Descubre nuestra colección de mascarillas AIRism aquí.